14 enero 2010

As de Mundodisco postvacacional y feliz año

Hubo un momento en mi vida que decidí no volver a ser borrego literario y no leerme lo que se lee la plebe porque en el corte ingles haya un gran cartel con un supuesto éxito mundial, te pongan 200 libros apilados y veas como la gente los regala el día del padre o en vetetuasabercuando.
Novelas de griales, de iglesias, de crímenes insípidos, de historias trilladas, de mujeres con cerillas y de hombres que no aman a nadie.
No, esto debía terminar.
Por eso desde ese punto de inflexión de mi vida solo leo novelas algo “independientes”, bueno no, no es que no sean vendidos, es que no los conoce la dichosa plebe que dice que le gusta leer porque se lean los 2 libros del año.
De ahí que empezara a tirare a la ciencia ficción como el “Juego de Ender”, títulos desconocidos de autores de oro como “La sombra del águila” y esta nueva saga que tantos buenos ratos me está haciendo vivir, el Mundodisco.


La primera novela de Terry Pratchett se llamó “El color de la magia”. En ella nos cuenta las aventuras de un aprendiz de mago cobarde y rastrero y de Dosflores, el primer turista del Mundodisco, con su cámara de fotos y su afán en ver todo lo pintoresco de los lugares que visita. En su danza por el Mundodisco conocerán personajes absurdos como una espada que cuenta sus hazañas cansinamente, verán dragones invisibles, lucharan sobre le techo y sobre todo te harán volar por un mundo imaginativo, fantástico y entrañable, mientras te descojonas de las ocurriencias del autor, aunque todavía sin arrancar del todo.
Terry lo tiene, pero no termina de desatar todo lo que tiene dentro, es la primera novela y no sabe como va a reaccionar el público. Totalmente recomendable para todos aquellos que quieran empezar la saga y además, tiene un final chulísimo que te deja “enganchadísimo” para el siguiente:

Con la “Luz fantástica” Pratchett consigue acertar de lleno en ese estilo que no acababa de encontrar. En efecto, la secuela directa de su opera prima es tremenda desde el principio hasta el final. ¡Y vaya principio! Yo estaba leyéndome las 50 primeras páginas y no cabía de mi asombro en ver que TODAS eran maravillosamente ingeniosas!
Retomando la historia directamente donde la dejó y recordándotela como si fuera tu colega de toda la vida que te estuviera contando algo que le pasó días atrás, los protagonistas terminan de hacerse un rol, un carácter y van de situación absurda-fantástica a otra todavía mejor hasta que te das cuenta que ya no puedes hacer nada más que terminarte la novela y descubrir qué es esa luz fantástica que va a arrasar el Mundodisco y que no para de acercarse.
Un desenlace genial, con unos personajes mucho más definidos y carismáticos que la precuela y una narración ingeniosa y ultraimaginativa hacen de esta “Luz fantástica” una de mis novelas de Pratchett más queridas y recordadas de todas las que llevo.
¡Os la recomiendo muchísimo queridos flipers!

Con “Mort” Pratchett se olvida de las andanzas del bueno de Rincewind y nos presenta nada más ni nada menos que a la misma Muerte en persona, además de un inútil bastardo que es recogido por Muerte para hacerle su trabajo por un tiempo llamado, como no podía ser de otra manera, Mortimer, Mort para los amigos.
En esta 3ª novela de la saga de Mundodisco, el autor nos mete en la casa de Muerte, nos enseña sus gatos, su caballo, su afición por la jardinería, le vemos flaquear con la bebida, prostitutas…mientras el petardo de Mort cambia la Historia real mientras la escrita sigue su curso haciendo un rompecabezas temporal muy inteligente y divertido.
Probablemente no sea tan desternillante como otros títulos, pero desde luego es una de las novelas con el guión más currado de las que llevo de esta saga.
Por supuesto que recomendable 100% fliper.

En cambio “Ritos Iguales” la 4ª novela de la saga supone un parón imaginativo y narrativo. Probablemente le achucharían desde arriba para que hiciera más novelas o probablemente la cabeza de un hombre no da para tanto, pero sea como sea, la novela que empieza la subsaga de las brujas no me terminó de enganchar. Probablemente sea por su joven protagonista, Esk (personaje que no ha vuelto a utilizar) niña sin gracia ninguna aspirante a maga, o por su Yaya, bruja de las clásicas cascarrabias y temerosa, o por su argumento sin alicientes para tenerte enganchado, o por la narrativa más común alejada de lo que nos tiene acostumbrados Terry, lejos de todo sarcasmo y socarronería.
Sea como fuere, esta novela pasó sin pena ni gloria por mis manos y ahí se quedará, no la recomendaré a nadie y mucho menos a vosotros queridos flipers.

PD: para lso que ya hayais leido las dos primeras se hicieron en miniserie algo farfulla pero bien representada hace poco, creo que en el 2008, y se puede ver en SeriesYonkis, para los que no las hayais leido no os la recomiendo, ya que no son comparables...